Modernizá tu baño con platos de ducha

Modernizá tu baño con platos de ducha

A la hora de elegir la ducha del baño influyen dos aspectos elementales: la estética y las prestaciones que ofrecen. Los platos de ducha reúnen ambas características y en esta nota te explicaremos por qué las recomendamos.

Más espacio en tu baño 

Los motivos para elegir platos de ducha frente a otro tipo de grifería es la modernización, la facilidad de acceso, el espacio disponible, el menor gasto de agua y energía y la seguridad que supone al reducir el riesgo de caídas y accidentes al entrar o salir de la bañera.

Al elegir este tipo de grifería, no solo ganarás sensación de amplitud en el baño sino que ahorrarás agua y energía. Cuando se trata de baños más pequeños, elegir un plato de ducha de medidas más contenidas ayudará a rentabilizar el resto del hueco para otros usos, como pueda ser un vanitory o un armario. 

A su vez, recomendamos complementar el plato con una cabina de ducha. Esta mampara evitaría salpicaduras hacia el exterior del baño, contribuyendo a la limpieza y evitando posibles accidentes. Si, además, estás en búsqueda de un diseño que no comprometa la sensación de amplitud del baño, aconsejamos un modelo translúcido y de corte minimalista.

Tipos de platos de ducha según su material

Existen diferentes materiales: cerámica, acrílico, carga mineral o piedra natural. Cada uno posee diferentes características y debes conocerlas antes de elegir el modelo.

–  Cerámica: Fabricados con arcilla, feldespato y arenas silíceas. Son la solución más económica. Ofrecen gran resistencia a los productos químicos, ya que su color no se torna amarillo por la acción de estos. Sin embargo, dos de sus características dificultan su instalación: su elevado peso y su fragilidad.

– Acrílico: Están compuestos por una capa externa acrílica y otra interna de fibra de vidrio (la más aconsejable) o poliuretano (de menor calidad que la fibra de vidrio). Frente al tradicional plato de cerámica, ofrece una mayor resistencia a los golpes y una mayor superficie antideslizante. Es el material de menor peso, lo que facilita su instalación.

–  Carga mineral: Su composición, que combina resina y mármol, los convierte en extraplanos: tienen un grosor que ronda los 3 cm. Esta característica hace que se puedan instalar a ras de suelo, facilitando el acceso a la ducha. Otra de sus cualidades es que son los que tienen mayor resistencia a los golpes.

–  Piedra natural:  Pueden estar compuestos de pizarra, mármol o granito. Con características muy similares a los de carga mineral, son menos resistentes a los golpes, pero tienen un tacto más cálido.

En conclusión, si estás buscando un plato que conserve su acabado después de cada limpieza, recomendamos un plato de cerámica o de piedra natural. Si necesitas un plato con alta  resistencia a los golpes, debe ser de acrílico.

 

No hay productos para mostrar.

Comentarios

No hay comentarios hasta el momento.

Dejar un comentario